Aversión Sexual

La aversión sexual supone el rechazo, de forma persistente y recurrente por parte de una persona hacia los contactos sexuales con una pareja sexual. Esta aversión intensa se puede dar hacia los contactos sexuales genitales o bien puede extenderse a otras partes del cuerpo y a otras prácticas sexuales. En las formas más extremas pueden encontrar las relaciones sexuales y todo lo que implica como algo desagradable. También como algo fóbico y repulsivo que provoca un malestar acusado o dificultades en las relaciones interpersonales.

Las causas que originan la aversión sexual pueden ser diversas, puede deberse a una vivencia sexual traumática como abusos sexuales o violación. También puede ser consecuencia de un modelo de educación sexual moralizador y restrictivo e inadecuada información sexual. Primeras experiencias sexuales dolorosas. También puede ser secundaria a la presencia de disfunciones sexuales previas, como un trastorno de interés/excitación sexual, o dolor genito-pélvico, problemas en la relación de pareja…

En nuestro Centro de sexología, realizamos una exhaustiva evaluación para determinar y valorar lo que está provocando este malestar y ajustar así el tratamiento y las técnicas terapéuticas a la persona y a cada pareja.

Desde la Terapia Sexual que ofrecemos desde  Artea Psicología y Sexología podemos ayudarte a resolver todo aquello que te preocupa. Para ello, puedes solicitarnos sin compromiso, una primera sesión informativa y totalmente gratuita.