Obsesiones y TOC

Podemos definir las obsesiones como una serie de ideas y pensamientos recurrentes que generan malestar, a pesar de los esfuerzos de las personas que las sufren por evitarlas o neutralizarlas. Las personas que tienen estas obsesiones suelen verbalizar la dificultad o imposibilidad por controlarlas. Comentan que es como si se hubieran insertado en la cabeza y se perdiera el control sobre la propia psique.

Para neutralizar este malestar, las personas recurren a emitir conductas que, si bien alivian temporalmente la ansiedad que se genera, a largo plazo mantienen o agravan el problema. Estas conductas son llamadas compulsiones.

Todas las personas pueden tener, en un momento dado, pensamientos similares a las obsesiones. Lo que las diferencia es que la duración, intensidad y la frecuencia no generan un malestar significativo que interfiera en su vida diaria. También se pueden emitir conductas que con una duración y frecuencia más altas podrían ser problemáticas. Sin embargo, en la mayoría de la población no suponen una dificultad.

Cuando en una persona se dan estas obsesiones y compulsiones hablamos de un trastorno obsesivo compulsivo (TOC). Como en cualquier trastorno de salud mental, hay que evaluar exactamente la interferencia en la vida de la persona de estos pensamientos y conductas asociadas.

El trastorno obsesivo compulsivo puede pasar desapercibido por el temor, e incluso la vergüenza, de la persona a pedir ayuda y explicar su problema.

 

Esta patología suele ir acompañada de un bajo estado de ánimo, dado que el tiempo que la persona invierte en llevar a cabo todas las compulsiones afecta a diferentes áreas de la vida: social, familiar, ocio y tiempo libre, etc.

De ahí que sea importante acudir a los psicólogos especialistas en TOC que, a través de una terapia psicológica adecuada, te ayuden a enfrentar el problema. Si presentas un TOC y vives en Sevilla, no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantadas de atenderte. Recuerda que la primera sesión informativa es totalmente gratuita y sin ningún tipo de compromiso.