Terapia de pareja

Vivir en pareja supone un continuo aprendizaje, es un proyecto compartido que requiere de un consenso y de reajuste según los momentos por los que se atraviese. Cuando las personas deciden consolidar una relación de pareja y convivir, la ilusión, la satisfacción y las expectativas positivas es lo que lo prima. Sin embargo, a lo largo de las diferentes etapas de la vida pueden aparecer conflictos, algo que suele ser habitual en cualquier relación de pareja y no tienen porque que ser negativos en sí mismo.

 

“El superar estas dificultades va a depender de la capacidad y las habilidades de afrontamiento que tenga la pareja para enfrentarse a las nuevas circunstancias.”

 

Pero a veces, cuando surgen los conflictos las estrategias que utilizamos para resolverlos no suelen ser las adecuadas y se carece de las habilidades necesarias para hacerles frente, lo que lleva al abandono de intercambios positivos generando bastante deterioro y malestar en la relación. Las creencias erróneas y expectativas irreales de las que nos vemos impregnados a veces en las relaciones y la mochila que llevamos de nuestra propia historia vida también pueden interferir en la estructura propia de la pareja y en la resolución de forma constructiva de los conflictos.

El dolor, la preocupación, el enfado, la ansiedad… que este tipo de situaciones genera puede ser abordado de manera efectiva a través de la terapia de pareja, donde cada persona puede aprender a afrontar las adversidades y las dificultades, superarlas, y continuar construyendo una relación que les permita un mayor crecimiento y satisfacción para ambos.

En Artea Psicología y Sexología llevamos más de 15 años ayudando a parejas a resolver sus conflictos y a vivir su relación de forma más satisfactoria, contamos con un equipo de profesionales especializados en Terapia de Pareja y con amplia experiencia en este ámbito.

En nuestra consulta de Terapia de pareja somos especialistas en :

  • Aprendizaje de nuevas formas de comunicación y expresión de sentimientos.
  • Intervención en crisis.
  • Desarrollo de habilidades sociales y de relación.
  • Técnicas de solución de problemas.
  • Incomprensión
  • Distanciamiento afectivo y emocional.
  • Dependencia emocional.
  • Apoyo en procesos de separaciones y divorcios
  • Infidelidad
  • Crisis por Celos
  • Monotonía, rutina y distanciamiento
  • Control de la ira
  • Educación de los hijos/as
  • Relaciones de pareja igualitarias
  • Parejas abiertas